¿Cariño, tienes asegurados tus comentarios en las redes sociales?

KilnKiln Group, una aseguradora dependiente de la firma Lloyds, quiere crear seguros que cubran las consecuencias legales de sus clientes provocadas por comentarios en redes sociales y de comunicación.

En tan sólo 140 caracteres son muchos los que con o sin responsabilidad en la empresa rompen la política de privacidad de una compañía o simplemente dan mala imagen de la marca, sin tener en cuenta que todos sus mensajes en las redes sociales son completamente públicos.

Las grandes compañías que contraten este nuevo seguro pagarán entre 100.000 y 10 millones de dólares para acceder a la cobertura de su marca, aunque habrá tarifas más baratas para otro tipo de asegurados.

El incremento del uso de las redes sociales está provocando que se generen casos legales en este entorno, como publicar fotos indebidas, comentarios de lo más inoportuno (véase el caso de David Bisbal, que aunque  no hubo sanción económica ni causa judicial,  la imagen del cantante fue golpeada) o cualquier otro tipo que pueda provocar daños a la marca y en la reputación online.

Un ejemplo claro sobre este tema fue cuando la cantante Courtney Love insultó a través de Twitter y de MySpace a un diseñador famoso. Tras la denuncia, el juez condenó a Courtney a pagarle en torno a medio millón de dólares por ofenderle delante de más de 40.000 followers. Aquí el peso de los followers toma otro carácter al que hasta ahora estaríamos acostumbrados.

También son muchos los casos de trabajadores que han insultado a sus jefes vía Twitter o Facebook y que después han sido despedidos o encausados en delitos judiciales.

Twitter David Bisbal

Kiln Group, una aseguradora dependiente de la firma Lloyds, quiere proteger a las compañías de los posibles perjuicios que causa lo que podríamos llamar el “Síndrome de Tweets Tontos”. Cada vez son más las personas con o sin responsabilidad que rompen la política de comunicación, revelan secretos o dan mala imagen de la marca en tan solo 140 caracteres, sin tener en cuenta que todos sus mensajes en Twitter son completamente públicos.
Las grandes compañías que contraten este nuevo seguro pagarán entre 100.000 y 10 millones de dólares para acceder a la cobertura de su marca, aunque habrá tarifas más baratas para otro tipo de asegurados

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email