Estrategia y reputación en email marketing (II)

marinfoto2En el artículo anterior hablábamos de las tres partes en que dividimos el análisis a realizar antes de impactar a nuestros clientes con emails. A modo de recordatorio eran estos:

  • Calidad de la base de datos de clientes
  • Plataforma desde donde realizamos los envíos
  • Buenas prácticas generales en las comunicaciones que realizamos

En ese primer artículo hablamos sobre la Calidad de la base de datos de clientes, y hoy trataremos el segundo punto.

Plataformas de envío

Otra característica importante a analizar cuando vamos a realizar una campaña de email marketing es desde donde vamos a enviar las comunicaciones.

Una opción totalmente desaconsejable y nada profesional es enviar los emails desde una dirección de email propia, sea particular o corporativa: colapsa el servidor de correo, el ratio de envíos/hora es lento y, en la mayoría de los casos, implica el bloqueo de la cuenta de envío por parte del ISP a partir de un volumen determinado de envíos, ya que no permite que se use la cuenta de correo para difusiones masivas.

Siempre se ha de optar por una plataforma preparada para realizar este tipo de comunicaciones. Existen muchas en el mercado, y si no tenemos unos requerimientos muy elevados y es para un volumen pequeño de envíos, incluso hay opciones sin coste.

Una de estas opciones gratuitas es Mailchimp, para hasta 2.000 usuarios y un volumen de envíos limitado al mes. Si se quieren volúmenes más elevados y opciones más profesionales también dispone de unos servicios de pago que varían en función de nuestras necesidades.

Aunque también usamos Mailchimp, en BeRepublic trabajamos habitualmente con Selligent  y SmartFocus en calidad de partners como plataformas multicanal, aunque en este post nos centramos en la parte de email marketing.

maxresdefault

Desde estas plataformas se puede optar por enviar desde un grid o conjunto de IPs compartido o desde una IP en exclusiva.

En el primer caso se tiene la ventaja de que la IP es conocida y ya se usa para envíos de emails, con lo que los ISPs ya tienen “identificadas” estas IPs como de envío de emails. No obstante, tiene el inconveniente de que la reputación de estas IPs no depende sólo de nosotros, sino de todos los “senders” que las utilizan.

En el segundo caso sólo enviamos nosotros desde la IP o grid de IPs, con lo que podemos garantizar que la reputación se mantenga siempre que cumplamos las buenas prácticas en email marketing.

Con esta segunda opción hay que pasar un proceso que denominamos de “calentamiento de la IP”: como la IP y el remitente son nuevos, no se puede empezar a realizar envíos de forma masiva, ya que los ISPs nos clasificarían como spam. En estos casos se debe empezar a realizar envíos a pequeños segmentos, y en función de los ratios de apertura se podrá ir incrementando el volumen de cada envío hasta llegar a un régimen estacionario.

Para clientes con un volumen de envíos considerable y que envíen con mucha frecuencia, puede ser interesante también la opción de certificarse.

Esta certificación sólo se puede obtener a día de hoy por parte de Returnpath. Para poderse certificar es imprescindible enviar los comunicados desde una o varias IPs de forma exclusiva (la opción 2 que comentábamos anteriormente). Returnpath monitorizará durante tres meses, aproximadamente, los envíos que se realizan para garantizar que se cumplen una serie de requisitos en la frecuencia y volumen de envíos y en lo referente a buenas prácticas en las comunicaciones vía email.

La certificación tiene un coste en función del volumen de envíos que se realizan anualmente. Una vez superado el período de prueba, uno está certificado, garantizando la recepción de los emails en casi todos los principales clientes de correo electrónico (Outlook, Yahoo, AOL…), aunque Gmail no es uno de ellos.

Se recibe diariamente un informe con una serie de indicadores asociados a los principales ISPs que indican el grado de cumplimiento de los diferentes requisitos para estar certificados.

En el próximo artículo trataremos en más detalle el punto sobre las buenas prácticas en las comunicaciones a través de email.

Juan Marín, Project Manager en BeRepublic

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email