“Formatos en movimiento”, por Rafael Ferrater

 

Rafa-FerraterEstoy en la cama, en el campo, tengo 10 años, hace sol y sopla una brisa suave, primaveral. La cortina se mueve y refleja sombras sobre la pared de cal: sombras de caras, de animales, de nubes… Más allá de la cortina, las hojas de un árbol se mueven, el tiempo se para. Es una sensación que recuerdo desde siempre. Son imágenes que se te quedan grabadas. Y se mueven.’

Lo que se mueve llama la atención. Instintivamente, nuestros ojos se van allí disparados, incluso los de las cabezas acostumbradas a filtrar miles de impactos diarios.

Lo que se mueve atrae y, si además es interesante, atrapa. La gente consume vídeos como antes se consumían fotos y aún antes textos. Hoy, cuando nos conectamos a cualquier pantalla, queremos que las fotos se muevan, que “LA COSA SE MUEVA”.

Para entenderlo basta con observar a un niño utilizando un móvil. Todo lo que busca se mueve; los videojuegos, los gifs animados, los vídeos 3D de la repetición de las mejores jugadas, chistes, videoclips, anuncios, películas, series, Branded Content… independientemente del formato,  pero siempre se tiene que mover.

De un tiempo a esta parte, la tarea de realizar y montar piezas audiovisuales se ha simplificado de una manera ostensible. Tenemos “casi niños” que tienen millones de seguidores en Youtube compartiendo sus experiencias delante de una cámara y compañías que empiezan a utilizar éste formato con brillantez y gran difusión.

Hace ya varios años que el formato audiovisual se ha democratizado. Este modelo tiene cosas muy buenas, como la facilidad de grabar, editar y colgar vídeos en cualquier plataforma, página o similar, y otras no tanto, como la caída en picado de la calidad de las piezas. Sin embargo, ésto último es lo de menos:  queremos que “LA COSA SE MUEVA”.

¿Qué pasa cuando las grandes productoras montan a toda prisa divisiones de sus compañías para poder entrar en esta nueva división?

¿Qué pasa cuando una agencia decide hacer este ejercicio bien guionizado, con sensibilidad, resultados y a un precio asequible?

Se ha democratizado el formato: ¡Viva Internet!

Desde BeRepublic hemos trabajado algunos casos donde la cosa se mueve…¡Y mucho!  Casos como el de  SantaGloria, Roca Junyent, la app de Desigual o Malpaso.


Rafael Ferrater, Director Creativo Ejecutivo de BeRepublic.

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email