La “batalla de los patinetes” (nueva plataforma de movilidad)

Uber quiere llenar las calles de patinetes y bicicletas. Apuesta por una nueva visión del transporte, más allá de su negocio actual.

¿De qué va esto?

Todos conocemos a Uber por ser la empresa que ha revolucionado el mundo del taxi pero ahora, quiere seguir cambiando la forma en que nos movemos. La compañía ha apostado a lo grande por dos startups, Jump y Lime, que prestan servicios de movilidad urbana con patinetes y bicicletas compartidos y que los usuarios reservan a través de una aplicación en el móvil. El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi ha dejado claro que no le bastan los actuales coches con conductor sino que hay que ir más allá y convertir la empresa en una verdadera “plataforma de movilidad”. Se trata de que el usuario escoja, en cada momento, el modo de transporte que mejor le sirva.

 

Limebike

Fuente: /www.limebike.com

 

¿Cuál es el contexto?

En el momento actual se está redefiniendo de arriba a abajo la forma en que nos desplazamos de un sitio a otro. Varios factores han creado “la tormenta perfecta”: por un lado, se ha avanzado mucho en el desarrollo de baterías eléctricas, por otro en tecnología móvil y en geolocalización -lo que nos permite encontrar a través de nuestro teléfono un vehículo cercano disponible y contratarlo rápidamente- y para rematarlo, se está generalizando la idea de que es mucho más práctico alquilar vehículos que comprarlos.

El concepto de “plataforma de movilidad” se ha convertido en un objetivo hacia el cual convergen compañías que provienen de diferentes sectores. Tanto empresas de transporte, como Uber, fabricantes de vehículos como Seat (o de sus componentes, como Bosch) o empresas de infraestructuras y energía, como Ferrovial o Acciona, están haciendo esfuerzos para moverse en esa dirección. Todos aspiran a lo mismo, a facilitar al máximo la movilidad.

El reto es ofrecer al usuario un abanico de modos de transporte de forma que este pueda elegir el que se adapta mejor a su necesidad. Para ello están añadiendo a marchas forzadas todos las opciones existentes y las que van saliendo. La carrera la ganará el que avance con mayor rapidez y sepa leer mejor las necesidades del consumidor.

Es asombroso ver lo vigente que está aún “Marketing Myopia”, el importante artículo que escribió Theodore Levitt en Harvard Business Review en 1960 y que hasta hace unos años se enseñaba en las escuelas de negocios (quizás aún se hace). En él venía a decir que la industria del ferrocarril estaba fracasando porque el sector se veía a sí mismo solo como un negocio de trenes y no como un negocio de transporte en sentido amplio. A esa falta de miras, Levitt la llamó la miopía del marketing.

 

Marketing Myopia - Harvard Business Review

Fuente: hbr.org

 

“The railroads serve as an example of an industry whose failure to grow is due to a limited market view. Those behind the railroads are in trouble not because the need for passenger transportation has declined or even because that need has been filled by cars, airplanes, and other modes of transport. Rather, the industry is failing because those behind it assumed they were in the railroad business rather than the transportation business. They were railroad oriented instead of transportation oriented, product oriented instead of customer oriented”.

En Estados Unidos la estrella del momento es el patinete eléctricoBirdLime y Spin son las principales empresas del sector, todas ellas nacidas en California. Las tres operan bajo el mismo modelo de negocio: los patinetes están por la calle y los usuarios los reservan a través del móvil por el tiempo que los necesitan. Bird tiene ya un millar de vehículos esparcidos por 18 ciudades americanas, mientras que Lime está presente en 65 ciudades. Añadir ciudades y patinetes a la mayor velocidad posible es la prioridad de todas ellas.

La atracción de las “plataformas de movilidad” por estas startups es tal que se ha generado una auténtica fiebre inversora. A las empresas de capital riesgo también les gustan los patinetes y están aportando grandes volúmenes de financiación. Bird fue fundada hace apenas un año, en abril 2017, y ya tiene una valoración de 2 mil millones de dólares.

 

Patinetes en San Francisco

Fuente: CBS San Francisco

 

La solución no está siendo perfecta y se están viendo “efectos secundarios”. Ciudades como San Francisco están llenas de patinetes que se dejan de cualquier forma en las aceras. La situación se agravará si se cumple la proyección del CEO de Bird quien asegura que San Francisco puede dar cabida a diez mil de estos vehículos eléctricos.

Ha habido también accidentes y conflictos entre ciudadanos por no estar claras las reglas que aplican. Algunas ciudades como Denver o Nashville los han vetado por completo mientras que otras están creando regulación específica a toda prisa.

 

Jumpbikes - plataforma de movilidad

Fuente: Jumpbikes.com

 

¿Cuáles son los aprendizajes?

Tanto las empresas con vocación de plataforma de movilidad tipo Uber como las de patinetes están ofreciendo aprendizajes interesantes.

Las primeras, lejos del “marketing myopia” de Levitt, están formulando una visión amplia de cómo se moverán las personas en unos años y están avanzando de forma rápida para hacerla realidad. Para ello están dispuestas a ir más allá de su modelo de negocio actual poniendo los recursos que hagan falta. De ser una empresa de coches con conductor que irrita a los taxistas, Uber va a pasar a ser pronto una empresa que ofrecerá diversas alternativas de transporte.

Las segundas, las que ofrecen nuevas formas de transporte, están dando una lección de cómo tener la “estrategia de salida” clara desde el mismo momento de la creación de la empresa. Están usando modelos de interacción con el usuario idénticos a los de Uber y similares (reserva a través del móvil, vehículos geolocalizados, fácil inicio y fin del servicio, etc.) y ello permite que estén listas para ser adquiridas en cuando tengan tracción.

El comprador únicamente tendrá que “enchufarlas” a su sistema. Para integrar a Lime en su plataforma, Uber solo tendrá que poner logos en los patinetes y hacer unos cambios en su aplicación. Un día de estos nos levantaremos y ya, mientras desayunamos, podremos reservar un patinete en Uber, o cualquier otra cosa que se mueva. La realidad es que estamos ya ante una auténtica “movilidad a la carta”.

¿Cuál es la situación en tu empresa? ¿Hay vida más allá de los límites de su modelo de negocio actual? ¿Estáis dispuestos a explorarlos?

 

Por Luís ValdésDirector en Business Strategy

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email