Revolución en el modelo de negocio de los cines: la tarifa plana

MoviePass ha creado una nueva fórmula que permite a sus suscriptores ir al cine pagando una cuota fija mensual.

¿De qué va esto?

Una startup está revolucionando la forma de ir al cine en USA. Por un pago único de $9,95 al mes sus subscriptores pueden ir al cine a ver una película cada día. La idea de MoviePass ha captado más de 3 millones de clientes.

 

MoviePass - USA

Fuente: TechWorm

 

¿Cómo funciona?

Los nuevos servicios de streaming como Netflix, Amazon, etc. a los que cada vez más gente está suscrita plantean una fuerte competencia a las salas de cine tradicionales. Miles de butacas en esas salas quedan vacías cada día. Netflix ya cuenta con 125 millones de suscriptores en todo el mundo y Amazon Prime 100 millones, los cuáles tienen acceso a un enorme catálogo de contenidos.

MoviePass detectó la oportunidad de aprovechar ese stock sobrante, esas salas semi vacías, para crear un modelo de venta de acceso por suscripción.

En esencia el modelo es el mismo que ha popularizado Netflix: consumir contenidos a voluntad por un precio fijo al mes. En este caso, sin embargo, el usuario que contrata el servicio de MoviePass accede a los contenidos en una sala de cine, en lugar de en su casa. El cliente prioriza la calidad de visualización en pantalla grande por encima de la comodidad de ver un contenido en el hogar.

Para acentuar el paralelismo con plataformas como Netflix, MoviePass se ha posicionado en un nivel de precios similar al de esos servicios de streaming, $9,95 al mes. Un precio muy inferior al de una entrada en cualquier cine de Estados Unidos, que ronda los $15. Con un único uso al mes el consumidor rentabiliza el servicio.

 

 

MoviePass paga a los cines el precio completo de la entrada cada vez que un usuario va al cine. Por tanto, la empresa pierde dinero por cada uso del servicio si bien espera recuperarlo con el tiempo ofreciendo a sus subscriptores nuevos productos de valor añadido.

Gracias a este precio imbatible la propuesta ha causado furor entre los consumidores, que se han apuntado en masa. También lo aplauden muchas empresas operadoras de salas de cine ya que consiguen ingresos por asientos que de otra forma se quedarían vacíos.

Sin embargo, los que están “pagando la fiesta” son los inversores de MoviePass ya que la empresa aún no genera ingresos complementarios suficientes, por lo que está “quemando” dinero con gran rapidez. Muchos piensan que los días de MoviePass están contados (aunque no sus primeros ejecutivos, como se lee en el pie de la siguiente foto).

Creadores de MoviePass - revolución cines

¿Cuáles son los aprendizajes?

Si bien el modelo de negocio de MoviePass de momento no se aguanta, la iniciativa ha tenido la virtud de agitar el mercado. Se ha puesto de manifiesto que a los consumidores les gusta y que el planteamiento, con algunos ajustes, puede definir el futuro de ir al cine.

Uno de los primeros en recoger el guante ha sido AMC, la cadena de cines líder en USA por número de pantallas. La empresa ha lanzado su propio programa similar al de MoviePass. Ofrece ver un máximo de 3 películas a la semana por un pago fijo de $19,95 al mes. Desde un inicio AMC se enfrentó a la propuesta de MoviePass por considerar que el precio es excesivamente bajo.

La innovación de MoviePass se ha centrado en aprovechar butacas vacías en salas de cine comercializándolas mediante un precio fijo mensual en lugar del habitual de pay per use (por película), transformando así el modelo de negocio de los cines.

Una vez más, vemos como los modelos de suscripción están transformando empresas grandes y pequeñas de todos los sectores, en definitiva revolucionando la economía.

¿Te has planteado si tu producto o servicio puede venderse bajo un modelo de suscripción? ¿Como sería?

 

Por Luís ValdésDirector en Business Strategy

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email