Estrategia y reputación en email marketing (III)

3315cfbEn los dos artículos anteriores hemos hablado de los requisitos que debemos cumplir teniendo en cuenta la calidad de nuestra base de datos y la plataforma de envío. No obstante, igual de importante es la estructura y contenido de los mensajes que enviamos, tanto en la parte técnica y de cumplimiento de buenas prácticas como en generar un contenido atractivo e interesante para nuestros clientes.

Por ello, en el apartado de buenas prácticas es importante tener en cuenta una serie de consideraciones para evitar problemas de recepción de los emails. A continuación enumeramos los requisitos más importantes a cumplir:

  • Cuidar los asuntos del email: cuando una persona recibe un email lo primero que ve es el asunto. Este texto es muy importante ya que tiene que generar el suficiente interés en el lector para que abra el email y lea el contenido. Pero, además, ha de ser cuidadoso en emplear determinadas palabras que los ISPs pueden considerar como habituales en spam, especialmente cuando todavía no tenemos una reputación consolidada. Palabras a evitar, por ejemplo, son todas aquellas que hagan referencia muy explícita a “ofertas”, “gratis”, “promoción”, que indiquen precios o descuentos, que tengan una connotación sexual o que contengan palabras malsonantes.
  • Responder a: el cliente que recibe un email debe poder responder al mismo y, más importante aún, que haya gente detrás -un departamento de atención al cliente, por ejemplo- que atienda esos emails y los responda, con lo que es básico que el “Reply to” tenga una dirección de correo electrónica válida.
  • Link de baja: aunque es facilitar que un cliente pueda darse de baja, es obligatorio ofrecer esa opción desde el propio email a los contactos, sin obligarlos a pasar por un trámite posterior.
  • Dirección física asociada: indicar en el email la dirección física de la empresa. No es una condición imprescindible para la correcta recepción del email, pero es de obligado cumplimiento en el caso de que nos queramos certificar.
  • Versión de texto: en determinados dispositivos no se visualizan correctamente las imágenes – aunque cada vez son menos-, o éstas no se descargan de forma automática, con lo que no conviene que el mail sea únicamente imagen y que esté repartido al 50% entre texto e imágenes. Éstas últimas, es conveniente que  tengan un texto alternativo en caso de no visualizarse (Alt).
  • Versión online del email: en ocasiones, dependiendo del cliente de correo en que se muestra el email, éste no se visualizará correctamente, con lo que también es recomendable dar la opción de visualizarlo en un navegador.

Todas estas recomendaciones, no obstante, sirven solo para asegurar la recepción de los emails que enviemos a nuestros clientes. Queda lo más importante: hacer que los emails sean atractivos, se visualicen correctamente en todo tipo de dispositivos (diseños responsive) y tengan información de interés para los usuarios, de tal forma que repercuta en nuevos contactos, ventas, viralidad… En definitiva, que cumplan los objetivos para los que los hemos creado.

Si te interesa conocer más sobre el tema, puedes contactar con nosotros, o seguirnos a través de nuestro es/blog.

Juan Marín, Project Manager en BeRepublic

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email