Redefiniendo la última milla

La tecnología transforma la industria, las empresas y los productos y servicios que estas ofrecen pero, sobre todo, modifica los hábitos y necesidades del consumidor. “Ahora la inmediatez es una prioridad en cualquier situación y en cualquier relación. Ya no planificamos y quedamos para dentro de dos semanas, sino que quedamos por WhatsApp para dentro de 15 minutos”, explica Jordi Sanllehí, cofundador y CEO de BeRepublic, en su charla en el Digital Business World Congress.

“Este contexto, esta búsqueda de la inmediatez, tiene un impacto directo en la entrega. Y esto no sucede por una optimización de costes o de temas logísticos, sino por una necesidad real ante el cambio de comportamiento de los consumidores”, insiste Jordi Sanllehí, quien ve esta realidad como “una oportunidad para los ecommerces de crear valor”.

Durante mucho tiempo, el driver principal de ventas de los ecommerce era el precio. El usuario estaba dispuesto a esperar dos meses a que le llegara su compra si la conseguía con un 15% de descuento. “Por ello, la estrategia de todos los ecommerce estaba basada en conseguir un mejor precio: descuentos, promociones, flash sales, outlets, entrega gratuita, etc.”, recuerda Jordi. Ahora, “el cambio de comportamiento del consumidor, junto a la aparición de players como Amazon, está abriendo la oportunidad de encontrar nuevos modelos que pongan el valor en la entrega y en satisfacer la demanda de inmediatez”.

Las noticias de los últimos meses presentan datos que, aún no estar necesariamente relacionados con el ecommerce, sí que están sucediendo al mismo tiempo y pueden tener cierta repercusión. “Es una realidad a día de hoy que ya hay malls en Estados Unidos que están cerrando. Los balances presentan caídas del 2% interanuales en los centros comerciales y un cambio de visión sobre estos, que ya no se consideran como centros de ocio y, por tanto, tampoco como lugar donde aprovechar para realizar la compra”, repasa Jordi, quien añade que “aquí encontramos una oportunidad para los ecommerce y los centros de las ciudades para ir ganando terreno”.

Una oportunidad que deben aprovechar también los retailers tradicionales: nuevos modelos de fidelización de clientes, nuevos momentos de compra, nuevos puntos de entrega, etc. “Si tu tienda favorita cierra a las 19h. y no puedes llegar, igualmente puedes comprar en ella porque uno de los servicios que te va a ofrecer es la entrega después en casa, lo que crea nuevos momentos de venta para la tienda que antes no tenía”.

Este es solo un ejemplo de todo lo que se está moviendo para sacar partido de esa última milla. Pero existen muchos más: entregas que se realizan directamente en el coche a través de un código de acceso, lavanderías que recogen en taquillas colocadas en los aparcamientos de las oficinas y que te permiten tener la colada hecha antes de acabar la jornada, flotas de Uber Barcelona dedicada a la entrega, drones en Inglaterra realizando entregas fuera de la ciudad, entregas predictivas que se avanzan a las necesidades del usuario, Ford diseñando coches autónomos solo para entregas

“Estos ejemplos nos sirven como punto de reflexión sobre como realidades que nos parecen ciencia-ficción se están desarrollando y que dentro de poco veremos formar parte de nuestro día a día”, concluye Jordi Sanllehí.

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email